principios del budismo

Conceptos Budistas Básicos

¿Cuáles son las principales enseñanzas de Buda?

Todas las enseñanzas del Buda se centran en las cuatro nobles verdades como el aro de una rueda y sus radios se adhieren al centro del disco. Son llamadas “cuatro” porque son cuatro. Son llamadas “Nobles” porque enaltecen al que las comprende y son llamadas “Verdades” porque, con respecto a la realidad, son verdades.

¿Cuál es la primera noble verdad?

La primera noble verdad es que la vida es sufrimiento. Para vivir, usted debe sufrir. Es imposible vivir sin experimentar algún tipo de sufrimiento. Tenemos que padecer sufrimiento físico como enfermedad, daño, agotamiento, vejez y eventualmente la muerte y tenemos que padecer sufrimiento psicológico como la soledad, frustraciones, miedo, vergüenza, desilusión, ira, etcétera.

¿No es un poco pesimista?

El diccionario Define pesimismo como “el hábito de pensar que todo lo que pasará será malo” o “la creencia de que lo malo es más poderoso que lo bueno”. El budismo no enseña ninguna de estas ideas. Ni tampoco niega que existe la felicidad.

Dice simplemente que vivir es experimentar sufrimiento físico o psicológico, lo cual es una aseveración tan verdadera y obvio que no puede ser negada. El concepto central de la mayoría de las religiones es un mito, una creencia que es posible verificar. El budismo comienza con una experiencia, un hecho irrefutable, un asunto acerca del cual todos sabemos, que todos hemos experimentado y que todos nos esforzamos por superar. De esta manera el budismo es la única religión verdadera universal porque va directo al núcleo de lo que a cada ser humano individual le preocupa: El sufrimiento y cómo evitarlo.

¿Cuál es la segunda noble verdad?

La segunda noble verdad es que todo el sufrimiento es causado por el deseo. Cuando queremos algo pero somos incapaces de tenerlo, nos sentimos frustrados. Cuando Esperamos que alguien cumple con nuestras expectativas y no lo hace, nos sentimos decepcionados y defraudados. Cuando queremos que otros gusten de nosotros y no lo hacen, no sentimos heridos. Aun cuando queremos algo que está a nuestro alcance, ello no lleva a menudo a la felicidad tampoco porque enseguida nos aburrimos con ese objeto, perdemos interés en el y empezamos a querer otra cosa.

Sencillamente, la segunda noble verdad dice que conseguir lo que usted quiere no garantiza la felicidad.

¿Cómo el querer y el deseo vehemente llevan al sufrimiento psíquico?

Una vida entera queriendo y deseando esto y aquello y en especial el deseo de continuidad existencial crea una poderosa energía que causa que el individuo renazca. Cuando renacemos tenemos un cuerpo, y como dijimos antes, el cuerpo es susceptible al daño y a la enfermedad, puede ser agotado por el trabajo, envejece y con el correr del tiempo muere. Y por lo tanto, el deseo lleva al sufrimiento físico y esto causa que renazcamos.

Todo eso está muy bien. Pero si dejáramos de querer del todo nunca tendríamos o alcanzaremos nada.

Verdad. Pero lo que el Buda dice es que cuando nuestros deseos, nuestro apego, nuestro continuo descontento con lo que tenemos y nuestras ansias continuas de más y más nos causan sufrimiento, deberíamos detenernos. Él nos pide que establezcamos una diferencia entre lo que necesitamos y lo que queremos y nos esforcemos por nuestras necesidades y modifiquemos nuestros deseos. Él nos dice que nuestras necesidades pueden ser cubiertas por lo que deseamos no tiene fin es un pozo sin fondo. Hay necesidades que son esenciales, fundamentales, y que deben ser satisfechas, y son estas por las cuales deberíamos trabajar. Los deseos más allá de eso deberían ser gradualmente reducidos. Después de todo, ¿cuál es el propósito de la vida? ¿tener o estar contentos y felices?

Se ha hablado acerca de renacer, pero ¿hay alguna prueba de que eso suceda?

Hay una amplia evidencia de que eso sucede, pero lo veremos con más detalle cuando hablemos del renacimiento.

¿Cuál es la tercera noble verdad?

La tercera noble verdad es que el sufrimiento puede ser superado y la felicidad alcanzada. Esta es quizás la más importante de las cuatro nobles verdades porque en ella el Buda Norte asegura que la felicidad verdadera y el contentamiento son posibles. Cuando dejamos el deseo inútil y aprendemos a vivir un día a la vez, disfrutando sin querer con agitación las experiencias que la vida nos ofrece, sobrellevando pacientemente los problemas que envuelven la vida sin miedo, odio o enojo entonces llegamos a ser libres y felices. Entonces, y sólo entonces, comenzamos a vivir cabalmente. Debido a que ya no estamos obsesionados con satisfacer lo que nuestro egoísmo requiere, hayamos que tenemos mucho más tiempo para ayudar a otros a satisfacer sus necesidades. Este estado es llamado Nirvana. Somos libres de todo el sufrimiento psicológico también. Esto es llamado El Nirvana final.

¿Qué es o dónde está el Nirvana?

Es una dimensión que trasciende el tiempo y el espacio y resulta difícil hablar acerca de ella o aún pensar en ella. Las palabras y los pensamientos son apropiados solamente para describir la dimensión espacio tiempo. Pero debido a que el Nirvana está más allá del tiempo no hay movimiento y por lo tanto tampoco envejecimiento o muerte. Así, el Nirvana es eterno. Porque está más allá del espacio, no hay causa, ni límites, ni conceptos de “Yo” o “no Yo” y de esta manera el Nirvana es el infinito. El Buda también nos asegura que el Nirvana es una experiencia de inmensa felicidad. Él Dice:

El Nirvana es la felicidad más grande.

¿Hay alguna prueba que demuestre que esa dimensión existe?

No, no la hay. Pero su existencia puede ser inferida. Si hay una dimensión donde el tiempo y el espacio se operan y existe tal dimensión el mundo que experimentamos, entonces podemos inferir que hay una dimensión donde el tiempo y el espacio no opera y esta es el Nirvana. Otra vez, aún cuando no podemos probar que el Nirvana existe, tenemos la palabra de Buda que éste existe. Él nos dice:

“Hay un no nacido, no llegado hacer, no he hecho, uno compuesto. Si no hubiera, este no nacido, no llegado a ser, no he hecho, no compuesto, no habría ninguna salida para lo nacido, llegado a ser, hecho y compuesto. Pero como ahí esté no nacido, no llegado a ser, no he hecho, no compuesto, por lo tanto, existe una salida de lo que es nacido, llegado a ser, hecho y compuesto.”

Conoceremos esto cuando alcancemos. Hasta que llegue ese momento debemos practicar.

¿Cuál es la cuarta noble verdad?

La cuarta noble verdad es el sendero que conduce a la superación del sufrimiento. Este sendero llamado El óctuple noble sendero y consiste en recto entendimiento, recto pensamiento, recto lenguaje, recta acción, rectos medios de vida, recto esfuerzo, recta atención y recta concentración. Ser un budista practicante consiste en cultivar estas ocho cosas íntegramente. Notará que los pasos que conforman el óctuple noble sendero cubren cada aspecto de la vida: el intelectual, el ético, el económico y el psicológico, y en consecuencia, contiene todo lo que una persona necesita para llevar una vida buena y para desarrollarse espiritualmente.

Conceptos Budistas Básicos
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.